dimarts, 8 de juny de 2010

¿Centros de Internamiento de Extranjeros o cárceles encubiertas? La muerte de Mohamed Abagui


Por Hugo Colacho, presidente de la Federación de Asociaciones de Immigrantes del Vallès (FAIV).

A casi nadie, parece interesarle la suerte de los inmigrantes detenidos en los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE), ni tampoco que en su interior se han denunciado, todo tipo de malos tratos, condiciones infames de hacinamiento e incomunicación, insalubridad y actos racistas y xenófobos.

A pesar, de las reiteradas y continuas denuncias, de la violación de los derechos humanos en su interior, realizadas por organizaciones  como Amnistía Internacional, Médicos del Mundo, SOS Racisme, el Observatorio del Derecho Penal  y los Derechos Humanos y decenas de entidades vinculadas a la inmigración, los centros de Internamiento  continúan funcionando como cárceles encubiertas.

La realidad  en el interior de los Centros de Internamiento parece muy lejanas y escapan a un estado de derecho.

Las condiciones higiénico-sanitarias son más que cuestionables, las denuncias por malos tratos y tratos degradantes,  son habituales. Se han recogido testimonios de personas durmiendo en el suelo, encerradas desde las 12 horas a las 8 de la mañana, sin poder ir al baño. Se han denunciado la constante vigilancia con cámaras en su interior, la deficiente o inexistente limpieza, se ha denunciado el hacinamiento y  una asistencia sanitaria insuficiente.

Los Centros de Internamiento son lugares donde se vulneran los derechos humanos y se violenta la dignidad de los detenidos, con un trato vejatorio. Incluso el Defensor del Pueblo ha denunciado que las condiciones de los Inmigrantes en los CIE’s  son, inaceptables.

Las prisiones,  las cárceles, al menos cuentan con una ley y un reglamento, sin embargo los Centros de Internamiento no cuentan con ninguna reglamentación.

Esta falta de garantías mínimas de los inmigrantes detenidos en los CIE’s, fue también denunciada por la Fiscalía de Barcelona, por la vulneración, que para los derechos y la dignidad de los inmigrantes,  representan.



Es  necesario también denunciar, que estos Centros de Internamiento o cárceles  encubiertas dependen del Ministerio del Interior, de su ministro Rubalcaba y del Gobierno del Señor Rodríguez Zapatero. Gobierno que el año pasado aprobó una nueva Modificación de la Ley de Extranjería,  que recorta aún más, los derechos y las libertades de los inmigrantes, y que en lo referente a  los CIES, aumentó de 40 a 60 días el tiempo de internamiento.

Criminalizar a la immigración

Privar de libertad y expulsar de un país a un ser humano, simplemente por una falta administrativa,  de no tener los papeles en regla, es criminalizar la inmigración: es tratarnos como si fuéramos delincuentes. Un hecho que se está agravando ya que, en estos momentos de crisis y desocupación,  muchos inmigrantes, por no tener los 6 meses de cotización exigidos, para la renovación de nuestra tarjeta de residencia y trabajo,  luego de años trabajando, cotizando a la seguridad social y viviendo en España,  no podemos renovar nuestros permisos, y pasamos a estar irregulares y por lo tanto,  podemos ser trasladados a un CIE y expulsados de España.
La convivencia y cohesión social, depende, del respeto que todo ser humano, sea nacional o inmigrante, reciba de las instituciones públicas: de su reconocimiento como miembro de un grupo étnico, cultural o religioso, de su consideración como ciudadano.

Los Centros de Internamiento de Extranjeros son hoy, la expresión, de una Europa Fortaleza,  de una España que no respeta los derechos humanos,  de una Europa que tendrá que cambiar y destruir sus muros, en aras de la convivencia en una sociedad democrática.

Por ello les decimos a todos, que la suerte de los inmigrantes, depende de nuestra unidad, nuestra lucha y organización, pero también y fundamentalmente de la implicación de la sociedad de acogida, de la sociedad civil, para exigir juntos,  el cierre de los Centros de Internamiento.

Denunciamos también las redadas policiales, que exigiendo documentos, a las salidas de la Renfe, el metro, y los espacios públicos, por rasgos y el color de la piel, nos estan tratando como criminales, cumpliendo así las órdenes del Gobierno y el Ministerio del Interior, que les exigen cuotas de expulsión a los cuerpos policiales mensualmente, como fue denunciado por el sindicato de policías de Madrid.

De estas maneras, el Estado español, como muchos países receptores de inmigración, está creando en el imaginario público, la falsa idea de que inmigrante es igual a delincuente.

Por ello los invitamos a todas y a todos, a cada uno desde el lugar que ocupa en esta sociedad, para exigir junto a nosotros, que se realice una profunda investigación y el esclarecimiento de las causas del fallecimiento de Mohamed Abagui, en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Barcelona, como así también, que  se depuren responsabilidades.

POR EL CIERRE DE LOS CENTROS DE INTERNAMIENTO
PARA QUE NO MUERA UN INMIGRANTE MÁS EN LOS CENTROS DE INTERNAMIENTO.


3 comentaris:

  1. Eooo, dejaros de gilipolleces y todos en carceles o en su pais de mierda!!!!!

    88

    ResponElimina
  2. Con todo lo que te robaste en la marcha por la igualdad que no hagas populismo tambien con la muerte de mohamed.

    ResponElimina
  3. Estaria bé que els comentaris sempre aportessin al debat i no fossin ofensius per ningú. Gràcies!

    ResponElimina